Causas y consecuencias de la contaminación acústica

En nuestro día a día estamos inmersos en un mundo en el que siempre se encuentra presente el ruido de alguna u otra forma. Ya sea en el interior de nuestras casas, al caminar por las calles o en el trabajo, los estímulos auditivos siempre están ahí.  El sentido auditivo que nos permite escuchar está tan acostumbrado al ruido que hace difícil detectar cuando el nivel de sonido ya se encuentra rebasando el límite máximo. Y justo por esta razón, lo vuelve aún más difícil evitar que el ruido dañe nuestra audición. 

La contaminación acústica es la tercera más peligrosa de contaminación en el mundo, a lugar atrás de la contaminación del aire y del agua.

Organización Mundial de la Salud

¿Qué es el ruido?

Se define como la presencia de sonidos de gran intensidad que alteran las condiciones normales del ambiente y que resultan desagradables o molestos para las personas.


¿Cuáles son sus causas?

Aunque todos somos responsables del ruido que generamos, existen algunas causas muy comunes que no podemos elegir el nivel del sonido, como son:

  • Tráfico vehicular: Que puede incluir cláxones, motores, momentos cuando aceleran o frenan los vehículos, etc.
  • Aglomeración de personas: Propiciando que la acumulación de sonido empiece a incrementar y aumentar su volumen.
  • Comercio ambulante: Se puede escuchar por los vendedores, compradores y el sonido a un alto volumen.
  • Actividades industriales: Las máquinas también son generadoras de ruido, lo cual al ser constante y a un nivel alto, puede afectar el la audición de los trabajadores.
  • Obras en construcción: Pueden causar problemas a personas que se entran a los alrededores.
  • Centros de diversión: La música en un alto nivel y en situaciones prolongadas puede ser causante de diversos problemas auditivos.

Aunque el ruido es generalmente generado por actividades industriales, obras públicas, centros de diversión o en el tráfico; nosotros también producimos ruido en algún momento. Es importante ser conscientes de que el ruido que generamos puede dañar a las personas de nuestro alrededor.


¿Cuáles son las consecuencias del ruido en exceso?

El ruido es más dañino de lo que parece y puede generar una gran variedad de consecuencias que van desde tipo fisiológicos y psicológicos hasta sociológicos. Algunos son:

1. Efectos físicos. 

La exposición a grandes fuentes de contaminación sonora produce que poco a poco se vaya perdiendo la capacidad de oír.

Uno de los principales efectos es la socioacusia, que es un daño leve al sistema auditivo y se identifica con la aparición de un pitido constante luego de haberlo sometido a altos niveles sonoros. Este efecto suele pasar en varios días, pero el abuso de estas condiciones conducirá a la disminución de la capacidad auditiva y eventualmente a la sordera.

Otros efectos físicos incluyen: dolores de cabeza, dilatación de pupilas, aceleración del pulso, incremento de la tensión muscular, incremento de la presión arterial, modificación del ritmo respiratorio, agudeza de visión y otros síntomas del estrés.

2. Efectos psicológicos. 

Los ruidos pueden ser altamente dañinos para la salud mental y emocional de las personas, algunas consecuencias puede ir desde insomnio, fatiga, estrés, malestar, irritabilidad hasta llegar a enfermedades como ansiedad y depresión.

Puede también causar trastornos del sueño, de conducta, de la memora y hasta de atención.

3. Sociológicos

La falta de un sistema auditivo óptimo, se puede propiciar que exista una interferencia comunicativa. Al no poder discernir unos sonidos de otros, puede ser complicado la comunicación en un espacio abierto y congestionado.

También puede hacer que niños y niñas a edad muy temprana tengan problemas de aprendizaje, como también de comunicación.


¿A quiénes afecta más?

Las personas menos favorecidas socio económicamente son las más afectadas. Debido a que conviven día a día en condiciones no favorables en términos de: la calidad del espacio, calidad del transporte público, en lugares donde no cuentan con absorción o aislamiento con respecto al ruido.


¿Qué podemos hacer para evitar la contaminación acústica?

A pesar de la consideración mundial por los daños que produce el ruido, la ignorancia sobre el tema es alarmante. Esta falta de visibilidad directa no solo provoca ignorancia, sino también costumbre.

Las acciones tomadas por los gobiernos para mejorar la situación son mínimas en términos de creación, implementación y seguimiento de políticas públicas. Pero hay algunas acciones que individualmente se pueden realizar para evitar la contaminación acústica:

Aunque todos somos responsables del ruido que generamos, existen algunas causas muy comunes que no podemos elegir el nivel del sonido, como son:

  • Si tienes que usar equipos de sonido, baja el volumen.
  • No grites en lugares públicas, a menos que la situación lo merite.
  • Si estás trabajando en un área donde hay ruidos fuertes, usa tapones de oído o auriculares.
  • Solicita que bajen la música en los lugares públicos cuando la consideres muy elevada.

Nunca te canses de ayudar

Fuentes:

http://proteccioncivil.gob.mx/

www.gob.mx/semarnat

https://concepto.de/


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados