Causas de la pérdida de audición

Cerca de 3-4 recién nacidos de cada 1.000 tienen una discapacidad auditiva importante. 

La pérdida de audición puede ser hereditaria o puede producirse por enfermedades o lesiones en los primeros meses o años de vida.El 60% de todos los casos de pérdida de audición congénita en niños se produce por factores genéticos durante su desarrollo.

Causas postparto
Tras el nacimiento de un bebé, traumas en la cabeza o infecciones durante la infancia como la meningitis, el sarampión o la varicela, pueden producir una pérdida de audición permanente. Una de la causa más común en niños es la otitis, es una infección dolorosa para el niño y puede dar lugar a una pérdida de audición, debe tratarse rápida y adecuadamente.

Medicamentos ototóxicos en el embarazo y en recién nacidos
Ciertos medicamentos antibióticos como la estreptomicina y otros medicamentos derivados, también pueden causar problemas auditivos en los niños. Entre los medicamentos que pueden producir una pérdida de audición temporal se incluyen la aspirina, si se ingieren grandes dosis, y los fármacos esferoidales antiinflamatorios como el ibuprofeno y el naproxeno.

Malformaciones congénitas
Una pérdida de audición hereditaria no significa necesariamente que uno o ambos padres sean también discapacitados auditivos, cerca del 90 % de los niños con pérdida de audición congénita nacen de padres oyentes sin ningún problema auditivo, que han transmitido esta condición por ser portadores del gen recesivo. En un 20-30% de los casos se desconoce la causa de la pérdida de audición congénita. 

Quizás te pueda interesar leer los siguientes artículos:

¡Síguenos en nuestras redes!

@fundaciongowin #NuncaTeCansesDeAyudar