Recíbe tus productos hasta la puerta de tu casa.

Envíos a todo México.

Los beneficios de la educación musical en la infancia

por Ale Chavez en February 18, 2020

Desde niños podemos disfrutar de la música, pero llevarlo más allá, hacia una formación musical, trae múltiples beneficios. 

No es necesario ser un genio como Beethoven o Mozart o tener habilidades extraordinarias para tocar algún instrumento, en realidad desde temprana edad, todos pueden obtener grandes beneficios de la educación musical. En el mundo científico se han dedicado muchas investigaciones para conocer el impacto del desarrollo de estas habilidades sobre los niños. Entre ellas, han demostrado que aprender de música, no sólo sensibiliza el oído, sino que estimula la capacidad motriz fina y el pensamiento lógico, por lo que facilita el aprendizaje de las matemáticas.

¡Sigue leyendo para conocer los principales beneficios!

Mejora la memoria y la concentración

Al tener que aprender a leer partituras, los niños practican la concentración constantemente, y al repetir varias veces la misma pieza, llega el momento en el que se dan cuenta que ya no necesitan leer. Así que al mismo tiempo, ejercitan la concentración y la memoria. Incluso, hay estudios que demuestran que practicar música es una de las terapias más efectivas para el TDAH/TDA (Trastorno del déficit de atención).

Genera autoconfianza

Cuando los niños comienzan a ser exitosos al tocar piezas, por más sencillas que sean, crean confianza en sí mismos, facilitando la socialización e interacción con otras personas. Si le agregamos los recitales o presentaciones a una pequeña audiencia, el niño estimula su sentido de la autoestima, ya que siente que su habilidad es apreciada.

Estimula el cerebro y mejora el rendimiento escolar

El cerebro trabaja más intensamente cuando recibe instrucción musical. De acuerdo con los estudios científicos, el número de sinapsis a nivel corteza cerebral aumenta porque la música exige la coordinación del movimiento físico, la concentración y la precisión. Debido a esto, los niños que tocan instrumentos, cantan o saben leer música, tienen generalmente un mejor desempeño escolar que los demás.

Desarrollo de habilidades motrices

Tocar instrumentos exige una buena coordinación física, ya que de eso depende que la pieza suene bien. Al estar en constante práctica, los niños mejoran su capacidad motriz fina que es esenciales para actividades de la vida diaria.

Incrementa la creatividad

La base de la música es la creatividad. No solo inspira mediante el sonido, sino que incita a aquellos que la practican a experimentar con tonos, ritmos y combinaciones de instrumentos. Más allá de la creación, también desarrolla el pensamiento divergente, que tiene que ver con la capacidad de ver muchas soluciones para un mismo problema. 

La educación musical además de ser hermosa, es una parte clave para el desarrollo integral. Deja que los niños exploren con distintos medios de creación y observa sus beneficios. ¿Qué estas esperando? ¡Comienza a hacer música!

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA